Download La isla bajo el mar by Isabel Allende PDF

By Isabel Allende

Para ser una esclava en el Saint-Domingue de finales del siglo XVIII, Zarit? hab?a tenido buena estrella: a los nueve a?os fue vendida a Toulouse Valmorain, un rico terrateniente, pero no conoci? ni el agotamiento de las plantaciones de ca?a ni l. a. asfixia y el sufrimiento de los trapiches, porque siempre fue una esclava dom?stica. Su bondad ordinary, fortaleza de esp?ritu y honradez le permitieron compartir los secretos y los angeles espiritualidad que ayudaban a sobrevivir a los suyos, los esclavos, y conocer las miserias de los amos, los blancos. Zarit? se convirti? en el centro de un microcosmos que period un reflejo del mundo de los angeles colonia: el amo Valmorain, su fr?gil esposa espa?ola y su brilliant hijo Maurice, el sabio Parmentier, el militar Relais y l. a. cortesana mulata Violette, Tante Rose, los angeles curandera, Gambo, el apuesto esclavo rebelde… y otros personajes de una merciless conflagraci?n que acabar?a arrasando su tierra y lanz?ndolos lejos de ella. Al ser llevada por su amo a Nueva Orleans, Zarit? inici? una nueva etapa en los angeles que alcanzar?a su mayor aspiraci?n: los angeles libertad. M?s all? del dolor y del amor, de l. a. sumisi?n y l. a. independencia, de sus deseos y los que le hab?an impuesto a lo largo de su vida, Zarit? pod?a contemplarla con serenidad y concluir que hab?a tenido buena estrella.

Show description

Read or Download La isla bajo el mar PDF

Similar action & adventure books

HMS Seawolf

During this moment interesting experience of the British military within the American Revolution via Michael Aye, the struggling with Anthonys go back to salary struggle opposed to the colonials. This time Gabe is on the middle of the motion as he is taking command for the 1st time. now not one to face apart, he leads a bold slicing out day trip that ends disastrously.

Hatching Magic

Negative Theodora Oglethorpe! Her biologist father has long past off to discover the jungles of Laos with no her, her top acquaintances are away on holiday, and a protracted, sizzling, lonely Boston summer time is all she has to appear ahead to. bad Gideon! Wycca, his puppy wyvern, has disappeared via a magic gap in time looking for a spot to put her egg.

The Sinners Of Erspia

THE SINNERS OF ERSPIA are the population of a weird and wonderful global, governed and guided at the hands of Ormazd and Ahriman, dual gods of excellent and evil. Histrina, a toddler of Ormazd, is taken by means of the evil hordes to a camp of terror the place she meets Laedo, a guy stranded faraway from domestic. jointly they begin on a hallucinatory trip to appreciate and break out the area that holds them prisoner.

Additional resources for La isla bajo el mar

Sample text

Sácate la libertad del corazón, es lo mejor que puedes hacer», me dijo. Enseguida me llevó donde Loula para que me diera de comer. Cuando el amo Valmorain fue a buscarme unas semanas más tarde no me reconoció, porque yo había engordado, estaba limpia, con el pelo corto y un vestido nuevo que Loula 40 me cosió. Me preguntó el nombre y le respondí con mi voz más firme, sin levantar la vista, porque nunca se mira a un blanco a la cara. «Zarité de Saint-Lazare, amo», como me había instruido mademoiselle.

No sabe el trabajo que me dio curarla ¡pero no se libró del castigo! -¿Cuándo fue eso? -preguntó Violette, tomando nota del silencio hostil de la esclava. -Hace un año. Ahora no se le ocurriría una tontería semejante, pero de todos modos vigílela. Tiene la sangre maldita de su madre. No sea blanda con ella, necesita mano dura. -¿Qué me dijo de la madre? -Era una reina. Todas dicen que eran reinas allá en África se burló la viuda-. Llegó preñada; siempre es así, son como perras en celo. -La pariade.

Zarité En la tienda los amos cenaban como en el comedor de la casa grande. Un esclavo barría bichos del suelo y espantaba mosquitos, mientras otros dos se mantenían de pie detrás de las sillas de los amos, descalzos, con la librea chorreada y apestosas pelucas blancas, listos para servirlos. El amo tragaba distraído, casi sin mascar, mientras doña Eugenia escupía los bocados enteros en su servilleta, porque todo le sabía a azufre. Su marido le repetía que comiera tranquila, porque la rebelión había sido aplastada antes de comenzar y los cabecillas estaban encerrados en Le Cap con más hierros encima de los que podían levantar, pero ella temía que rompieran las cadenas, como el brujo Macandal.

Download PDF sample

Rated 4.38 of 5 – based on 50 votes